BANDERA




PEDIMOS EXCUSAS POR LOS INCOVENIENTES, ESTAMOS TRABAJANDO EN LA PAGINA..!.

jueves, 4 de abril de 2013

Piden investigar a Felucho sobre destino dado a recursos para línea Air Dominicana

FELUCHO-DJCNDNLa Alianza Dominicana Contra la Corrupción  (ADOCCO) insistió hoy en que la Procuraduría investigue al exministro de Turismo Félix Jiménez (Felucho) y al empresario español Juan José Hidalgo (Pepe), expresidente de Air Dominicana, sobre el destino dado a los recursos aportados por el Estado dominicano para la creación de la línea aérea Air Dominicana.



La entidad que lucha contra la corrupción advirtió sobre la posibilidad de que en este caso se haya producido un desfalco por 10 millones de dólares.
ADOCCO recordó que en julio del año 2007 se constituyó la empresa con participación estatal Air Dominicana con un capital mixto de 191.6 millones de pesos.
Señala que el Estado dominicano hizo una inversión inicial que lo colocaba como socio mayoritario, propietario del 30% de las acciones, seguido por JJH Capital & Asset Management, una firma española representada por Juan José Hidalgo (Pepe), quien también representaba a accionistas minoritarios como las empresas Ferrocarril De Soller S.A. y Abdalla Invest, S.L. que le sumaban el 17% de las acciones.
La tercera posición, con el 10%, correspondía a Futura International Airways, una aerolínea española representada por Francisco Vives Calandin.
“En total, el 56.5% del capital era dominicano, público y privado, y un 43.5% extranjera principalmente español”, resume ADOCCO.
Y agrega que a finales de marzo de 2008,  Félix Jiménez anunció que Air Dominicana contaría con una flota inicial de dos BOEING-737, que iniciarían sus operaciones a partir de mayo de ese año con vuelos comerciales desde y hacia Estados Unidos, México y Suramérica.
Su inauguración, que en principio estaba pautada para mayo de 2008, fue pospuesta para mediados de junio porque el único avión con que contaba la empresa, un Boeing 737-300 aportado por Futura International, experimentó “problemas técnicos” que se manifestaron con un conato de incendio en la cabina en momentos en que la aeronave hacía la ruta Palma de Mallorca, España, a Fortaleza, en Brasil, como parte de su recorrido hacia República Dominicana.
Al día de hoy, todavía la aerolínea no ha declarado su quiebra públicamente, pese a que fueron cerradas sus oficinas, que estaban ubicadas en la avenida Roberto Pastoriza, del Distrito Nacional, en el mismo edificio en que funciona la oficina principal de Air Europa en el país.